Por cierto…MUCHAS GRACIAS

Hola a todos,

Ya se acaba este mes de Junio, un mes agotador emocionalmente porque corresponde a los exámenes finales, y porque también es cierre mensual, trimestral y semestral en varias empresas…

Ya sé que para algunos mi comentario sobre valores de este mes os puede extrañar un poco, porque ya practicais lo que voy a comentar, pero me sale del corazón y me gustaría que lo entendierais.

En este post me gustaría hablar de la gratitud. Y de la gratitud con calidez. Me explico:

Siendo padres de niños con TDAH, probablemente no nos hayamos dado cuenta de que hemos dejado de hacer cosas que antes sí hacíamos con regularidad y naturalidad.

Nuestras conversaciones con nuestros distintos entornos, como por ejemplo el colegio (donde ‘conversamos’ con el maestro, la profesora, la orientadora, el tutor, el director, la secretaria), la familia (incluyo la extensa, la que incluye a la cuñada comprensiva, a la prima super positiva y a los demás diciendo que estás educando fatal a tu hijo), los amigos (que ya no quedan tanto en plan familiar y todavía no entiendes muy bien porqué), los vecinos (con sus otras tantas preocupaciones), las personas de Sanidad…bueno, pues estas conversaciones dejan bastante que desear, ¿verdad?. Yo particularmente me siento pequeña ante las incomprensiones, los rechazos de muchos.

Llevo varios años, muchos años, hablando con numerosas personas que conviven de alguna u otra manera alrededor del TDAH. Y entre nosotros nos ayudamos, y de forma magnífica. Además, hubo muchas otras personas que me brindaron su apoyo, tuvieron un gesto, me sonrieron mirándome a los ojos, me escucharon sin decir palabra. Yo las recuerdo de vez en cuando, pero no me acuerdo de si les dí las gracias. Y creo que me falta hacerlo. No puedo echar marcha atrás más de 15 años y buscarles a todos, pero este es un pequeño homenaje a los que no dudaron en transmitirme un ‘YO, CONTIGO’: el camarero que limpia amablemente por tercera vez la mesa cuando el niñito ya la ha manchado 3 veces; la madre en la consulta que te pasa un pañal porque te lo has dejado todo en casa; el chófer de la ruta que bastante a menudo te espera para llevar a uno que se ha levantado con todo su cuerpo, no solamente el pié, a la izquierda; la profesora que te convoca fuera del protocolo escolar para decirte que tu hijo sufre y que hay que hacer algo; la vecina un poco suicida que te asegura que ha pasado una tarde encantadora con él y sus propios hijos, aquella tarde que te permitiste darte un respiro porque ya no sabías que hacer; el entrenador de baloncesto que te mira compasivo pero te asegura que le puedes llevar cuando quieras; el profesor de natación que te dice ‘pero si tu hijo es un fenómeno, llegará donde quiera’ y tu lo dudas, ya que en el 99% de los casos hace puro teatro para no tener que acabar las rutinas; la adolescente que se despide y te dice :’es muy simpático’ y tú no sabes que responder (aunque ya lo sabías, por supuesto que mi hijo es muy simpático, pero no te esperas una reacción así).

Pues en las épocas de cierre en las empresas, también hay gestos de ayuda, de apoyo, de acompañamiento que casi ni vemos porque estamos sumergidos en la vorágine, las prisas y la presión. Pero cuando los malos ratos acaban, hay que mirar hacia atrás y agradecer todos aquellos detalles que nos brindaron.

Ser agradecido es dar las gracias por las cosas especiales que nos vienen. Y ahí está la clave para mí: darnos cuenta de que todo lo que los demás hacen por nosotros son cosas especiales. Y yo soy feliz cuando doy las gracias a alguien porque siento que estoy en sintonía con esa persona, y eso me gusta y además me hace ser más optimista.

Asi que identifiquemos a esas personas que nos brindan lo que no nos esperamos y no dudemos en darles las gracias. Se lo merecen. Nos lo merecemos.

Feliz verano para todos y gracias por seguirme!

Anuncios

Acerca de florpedrola

Desde joven he sentido un vivo interés por las personas. Disfruto con la compañía de la gente: desde siempre con mis mayores, que tanto me han enseñado; y actualmente explorando caminos con los demás. Caminos que den sentido a nuestras vidas, la de los otros descubriendo sus talentos y potencial, y la mía, como coach ejecutivo, como madre de un niño con Déficit de Atención e Hiperactividad, y como adulto con TDAH. He descubierto y podido comprobar que muchas herramientas de Liderazgo e Inteligencia Emocional pueden resultar muy útiles para la convivencia con personas con este trastorno y me gustaría compartir desde mi blog posibles adaptaciones de ‘tips’ a aplicaciones prácticas en el mundo de los TDAH’s.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Por cierto…MUCHAS GRACIAS

  1. Teresa Alarcos Tamayo dijo:

    Flor, las amigas tratamos de ponernos en tu piel, y aunque no lo dices, lo estas haciendo muy bien para buscar lo mejor para tu hijo y tu entorno. Como todas las madres te sientes culpable por creer que no haces el maximo, pero yo se que lo haces y mas y mas, si cabe. Un abrazo de todos los que te queremos,

  2. Gracia dijo:

    Flor,
    Gracias a ti por tu generosidad al enseñarnos a disfrutar de la vida,
    Una fiel seguidora 😘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s