BENDITA PACIENCIA

¿Quién no ha tenido en su vida algún momento en que racionalmente ha decidido ser paciente? ¿Y que le movió para serlo?

A mi me resulta muy fácil ser paciente cuando entiendo lo que está ocurriendo en mi momento presente y decido, porque lo he reflexionado, que puedo esperar.

Es decir que, en esos momentos, la paciencia es una esperanza tranquila y una expectativa basada en la confianza de que, al final, todo saldrá bien.

Puedo soportar un retraso o una situación conflictiva sin quejarme. Demuestro autodominio, porque sencillamente entiendo que no puedo controlar la manera como los demás actúan, ni cuando la cosas no salen como a mí me gustaría. Por ejemplo: si no encuentro entradas para ir al cine en el horario que yo quiero, escojo sin problemas otras para otro horario; o, si en el taller donde he llevado el coche a revisión me dicen que tendrán dos días de retraso en la entrega porque faltan unas piezas, sé cómo organizarme para que este hecho inesperado tenga el menor impacto posible en mi vida cotidiana.

PERO…¡cómo me cuesta ser paciente con la gente que tengo más cerca, con la que a veces me necesita más que a nadie! Hay momentos en los que no entra la racionalidad en ningún hueco de mi cerebro y mi mente ignora directamente la paciencia.

Un buen líder practica la paciencia con los miembros de su equipo (y hasta consigo mismo), cuando entiende que se necesita tiempo para desarrollar competencias que les haga más productivos, se integren mejor con los compañeros, maduren como personas, y aporten valor.

Pero como padres de niños con TDAH ¿cómo podemos ser TAN pacientes como para permanecer tranquilos y mantener una expectativa basada en la confianza de que todo va a salir bien?

A mi me sirve pensar que la paciencia es un compromiso con el futuro (relacionado con mi post MI visión frente a tu NO intención). Es decir que es un actuar ahora de tal manera que más tarde ocurrirá algo bueno. También es soportar todo lo necesario para hacer que suceda (en esto momento pienso en la paciencia que tenemos que ejercitar con el entorno que nos rodea y que en ocasiones es tan poco comprensivo con nuestra realidad: parientes, colegas, amigos…).

La paciencia es ver el final en el comienzo, haciendo lo que puedas y luego esperar tranquilamente, con confianza en que los resultados vendrán.

¿Para qué practicar la paciencia?

Se me ocurren dos motivos esenciales: el primero, porque persigue algo bueno, y nos puede aportar algo de calma dentro del torbellino diario en el que nos precipitan nuestros hijos.

El segundo, porque la paciencia es un comportamiento visible, por lo tanto imitable y nuestros hijos necesitan verlo a diario. Ya sabemos todos que una de las características de nuestros TDAH’s es que son MUY impacientes. Lo suelen querer todo YA. Se les vuelve costoso emprender tareas cuyos resultados solo se podrán ver más tarde,  acabar un plan que lleva mucho trabajo…

Al no tener paciencia, no soportan tener que esperar, protestan, rehúyen su responsabilidad,  lo complican todo, y por eso mismo acaban alterándose y alterando a los demás. De repente estamos todos furiosos (nosotros porque no percibimos su reacción a nuestras peticiones, ellos porque no controlan su impulsividad) e irritables si se tuercen las cosas o surgen los  errores.

¿Cómo se practica la paciencia?

La paciencia se practica aceptando que no todo puede estar bajo control. Es decir, que aun sintiéndonos impacientes por dentro, somos capaces de actuar con calma y serenidad  y aceptamos tener que esperar por algo que sabemos que merece la pena. Tenemos fé en que al final las cosas saldrán bien.

¡El sentido del humor (y no el sarcasmo o la burla encubierta) ayuda! Ante los errores, meteduras de pata, y salidas de tono de nuestros hijos, el afecto y la comprensión nos ayudarán a mantenernos tranquilos, a luchar contra esa imperiosa necesidad que a veces sentimos como padres de que todo esté perfecto (uf! Que palabra más fea…).

La paciencia nos ayudará:

–          a no abandonar lo que intentamos hacer, por muy difícil o pesado que resulte

–          a perseverar en nuestros planes hasta terminarlos, aunque no recibamos la recompensa por todo nuestro esfuerzo en mucho tiempo

–          a sentirnos dispuestos a fijarnos metas para el futuro, sabiendo que serán entonces cuando se vean recompensados nuestros esfuerzos

En resumen: LA PACIENCIA CONSISTE EN TENER METAS Y REPRESENTARSE EL FINAL AL COMIENZO

Y permitidme que haga una brevísima reflexión. No caigamos en la confusión entre tener y practicar la paciencia (que es una decisión, un pensamiento activo con un propósito) con la pasividad o el pasotismo (donde nos dejamos llevar). Siempre, en todo momento, hemos de ser conscientes de cual es nuestro estado de ánimo y luchar para no desenfocarnos. Nuestros niños, nuestra familia, nuestros equipos dependen de nosotros.

Un abrazo muy fuerte para todos y FELICES FIESTAS!!

Anuncios

Acerca de florpedrola

Desde joven he sentido un vivo interés por las personas. Disfruto con la compañía de la gente: desde siempre con mis mayores, que tanto me han enseñado; y actualmente explorando caminos con los demás. Caminos que den sentido a nuestras vidas, la de los otros descubriendo sus talentos y potencial, y la mía, como coach ejecutivo, como madre de un niño con Déficit de Atención e Hiperactividad, y como adulto con TDAH. He descubierto y podido comprobar que muchas herramientas de Liderazgo e Inteligencia Emocional pueden resultar muy útiles para la convivencia con personas con este trastorno y me gustaría compartir desde mi blog posibles adaptaciones de ‘tips’ a aplicaciones prácticas en el mundo de los TDAH’s.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a BENDITA PACIENCIA

  1. Pingback: ¿Me aceptas?…¡POR SUPUESTO! ¡TE QUIERO! | Conviviendo con el déficit de atención, la impulsividad y la hiperactividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s